Juegos naturales para niños

Piensa por un momento en tu infancia. ¿Cuál era tu juguete favorito para jugar? ¿Qué te entretenía durante horas?

Cuando se hace esta pregunta a los padres, casi sin excepción, descubrimos que nuestros escenarios de juego favoritos eran aquellos que creábamos a partir de nuestra imaginación. Éramos mamás alimentando bebés, superhéroes con una toalla transformada en capa, exploradores de nuestros patios traseros. Los abuelos a menudo ue jugaban con los pequeños materiales de juego que tenían. Un simple paño era una manta para bebés, un paracaídas y un traje todo en uno.

Los niños de hoy tienen juguetes mucho más detallados y sofisticados. Sin embargo, un número creciente de psicólogos y especialistas en desarrollo infantil están abogando por un retorno al juego “natural” de antaño. ¿Por qué? ¡Porque requiere imaginación!

¿Como incentivar la imaginación de nuestros hijos mediante el juego?

En esta era de juguetes de alta tecnología, los niños suelen presionar un botón y se entretienen observando el juego, no creándolo activamente. La construcción de juguetes determina cómo se jugará.

El juego natural que se piensa que es más apropiado anima a los niños a crear un escenario de juego de su propia imaginación. Este tipo de juguetes conocidos como juguetes Waldorf han abierto una nueva opción para los padres preocupados por darle a sus niños todas las herramientas necesarias para poder desarrollarse íntegramente desde temprana edad.

 Los materiales de juego no están estructurados para que el niño tenga que “completar” el juguete creativamente. Los materiales de juego también son multiuso, lo que significa que un juguete puede convertirse en muchas cosas diferentes. Por ejemplo, los bloques de ramas de árboles se pueden utilizar para crear estructuras únicas que no son posibles con bloques cuadrados tradicionales. Los paños y sedas se pueden convertir en capas, delantales y ríos. Muñecas con características simples permiten al niño decidir si el bebé está riendo, llorando o durmiendo.

El juego como herramienta para aprender

La investigación reciente está apoyando este acercamiento más natural al juego. Hay alguna evidencia de que los niños que juegan con juguetes “abiertos” son mejores para resolver problemas divergentes (problemas donde hay más de una respuesta). Estos niños fueron mostrados para pensar más allá de los objetos en lo que llamamos “pensamiento fuera de la caja”.

Muchos padres que practican la crianza natural u holística están tomando la iniciativa en traer de vuelta este tipo de juego a la infancia. Cada vez más padres están viendo el valor y la verdadera necesidad de desarrollo para el juego creativo libre. Muchos padres ahora están eligiendo los juguetes no estructurados hechos de materiales naturales sobre los juguetes de plástico accionados por batería. Y con nuevos libros como “Einstein Never Used Flash Cards”, muchos padres están cuestionando el impulso de los primeros académicos y están inscribiendo a sus hijos en preescolares de juego.

Por lo tanto, una vez más, piense en sus recuerdos favoritos de jugar como un niño. ¿Quién eras? ¿En qué te has convertido? La imaginación que te transformó en otra persona o en otro lugar ha demostrado ser una verdadera piedra angular de la infancia. Parece que aunque tenemos la tecnología para crear juguetes de alta tecnología, es el juego natural con las cosas naturales del juego que verdaderamente inspira la magia que es la infancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s