25 palabras para levantar la autoestima de tu hijo

palabras para la autoestima de tu hijo

Es importante utilizar frases asertivas para cultivar la autoestima de tu hijo o hija. En una era donde el jardín de infantes es el nuevo primer grado, los niños están siendo presionados para desarrollar habilidades académicas desde una edad temprana. Sin embargo, todas las habilidades intelectuales en el mundo son de poco valor sin la confianza para ponerlas en práctica. Es por eso que, como padres, debemos priorizar en primer lugar la construcción de una autoestima y autoconfianza saludables.

Para hacerlo, podemos elegir palabras que inspiren confianza. Aquí hay 25 palabras positivas que puedes usar para aumentar la confianza y la autoestima en tus hijos:

  1. “Eres capaz”.
    Como padres, nuestras palabras se convierten en el lenguaje interno en la mente de nuestros hijos. Sabemos que nuestros hijos son capaces de mucho; deje que sus palabras coincidan con esta creencia. Evite decir cosas como “te vas a hacer daño” o “no te caigas”. Nuestro tono y lenguaje deben comunicar confianza.
  2. “Eso fue valiente”.
    A veces necesitamos notar las cosas en voz alta. Eso significa hacerles saber cuando los veamos siendo valientes. Cuando notamos que nuestros hijos son valientes, también comienzan a notarlo.
  3. “Tienes lo necesario para hacerlo”.
    Usted sabe que tienen las habilidades y los medios necesarios y su voto de confianza les dará el impulso adicional que necesitan para tener éxito.
  4. “Creo en ti”.
    Como padre, usted tiene fe en la capacidad de su hijo. Cuando comunicas abiertamente esa fe en ellos, la inspirará dentro de ellos.
  5. “Puedes hacer cosas difíciles”.
    Cuando las cosas se ponen difíciles, los obstáculos pueden parecer insuperables. Entonces, esta frase directa les dirá exactamente lo que necesitan escuchar: el reconocimiento de que se trata de un trabajo duro y de que son capaces.
  6. “No importa lo que pase, te amo”.
    Nuestros hijos necesitan escuchar palabras que comuniquen amor incondicional. Eso significa brindar tranquilidad a nuestro amor, independientemente del resultado.
  7. “Probémoslo juntos”.
    A veces todos necesitamos una mano amiga y asegúrese de que sepan que usted será esa mano cuando la necesiten.
  8. “¿Cómo hiciste eso?”
    Hacer preguntas. Cuando los veas hacer algo difícil, di: “¿Cómo lo lograste? ¿Cómo puedes hacerlo de nuevo?”
  9.  “Eso suena increíble, ¿puedes decirme más?”
    Dé un paso más allá de solo darse cuenta de su esfuerzo: pídales que den más detalles. Luego escuche el orgullo en su voz cuando le expliquen.
  10. “¿Cómo puedo ayudarte?”
    Cuando realmente se atascan, no tengas miedo de ofrecer tu apoyo . Hágales saber que la oferta de ayuda está sobre la mesa.
  11. “Da lo mejor de ti”.
    Nunca lo ganaremos todo, lo haremos todo o lo seremos todo. Pero podemos dar lo mejor de nosotros. Enseñemos a nuestros hijos esta lección.
  12. “Sé que es difícil, pero te he visto hacerlo antes”.
    Puede parecer abrumador, pero demos evidencia de cuándo han tenido éxito antes. Esto infundirá la confianza de que pueden hacerlo nuevamente.
  13. “Eres suficiente”.
    No importa cuál sea el resultado: necesitan saber que son suficientes tal como son.
  14. “Me haces sentir orgulloso”.
    Directo y al grano: nunca puedes decirle a tus hijos demasiadas veces que estás orgulloso de ellos.
  15. “Incluso cuando nos sentimos frustrados, todavía nos amamos”.
    Sentimientos como frustración, ira y desesperanza son emociones humanas comunes. Y a pesar de estos grandes sentimientos, estaremos al lado de nuestros hijos con amor incondicional.
  16. “Me pregunto qué pasaría si …”
    Intente evocar curiosidad y una nueva forma de pensar preguntándose sobre las posibilidades.
  17. “¿Sabes lo que significa la palabra…. ?”
    A los niños les encanta aprender nuevas palabras. Enséñeles sobre valor, resistencia y perseverancia para ayudarlos a alcanzar estos objetivos.
  18. “¿Quieres escuchar una historia?”
    Comparta historias con sus hijos. Cuéntales sobre los momentos en que superaste obstáculos, cumpliste tus objetivos y buscaste las estrellas.
  19. “¿Quieres probar algo loco?”
    Desafíe a sus hijos con cosas que creen que están fuera de su alcance (incluso si suena un poco loco). Podrían sorprenderte a ti y a ellos mismos.
  20. “A veces las cosas nuevas pueden parecer aterradoras, pero pueden ser emocionantes”.
    Los niños pequeños tienden a aferrarse a personas y entornos que les son familiares. Pero si enfatizamos cuán emocionantes y alegres pueden ser las nuevas experiencias, podemos alentar la confianza para aventurarse fuera de la zona de confort.
  21. “Sé que te esforzaste mucho y estoy orgulloso de ese esfuerzo”.
    Cuando los vemos trabajando duro y dando todo de sí, podemos reconocer este esfuerzo. Después de todo, la vida se trata del viaje, no del destino.
  22. “Parece que tienes curiosidad por esto, echemos un vistazo más profundo”.
    Fomentar la curiosidad y la exploración en niños de todas las edades. Como resultado, será más probable que busquen nueva información y experiencias con confianza.
  23. “A veces cometemos errores, y así es como aprendemos”.
    Comience la conversación sobre crecer, cambiar y tomar riesgos . Con cada desafío y logro, el sentido de autoestima crecerá.
  24. “¿Cómo te desafiaste hoy?”
    Comience la conversación sobre crecer, cambiar y tomar riesgos . Con cada desafío y logro, el sentido de autoestima crecerá.
  25. “Repite después de mí, ‘puedo hacerlo'”.
    Las afirmaciones positivas son poderosas: pueden re-conectar el cerebro. Cuando enseñamos a nuestros hijos a usar afirmaciones positivas desde una edad temprana, cosecharán los beneficios a medida que crecen.

Deja un comentario