Viajar con estilo: Dubai

Si hay una ciudad Cool, esa es Dubai, un pequeño pueblo de pescadores que en poco tiempo y con mucha ayuda del marketing supo hacerse uno de los lugares turísticos más importantes del mundo.

Con sus hoteles 7 estrellas, playas artificiales, hotel submarino, la torre más alta y edificios que giran sobre su eje, es uno de los destinos turísticos con más clase de los últimos tiempos.

Su atinado marketing ha logrado sepultar todas las cosas negativas que tiene esta ciudad, nadie recuerda que Arabia Saudita, Irán e Irak están justo al lado.

Dubai es la ciudad con más contrastes de clases sociales, están los dos extremos, los super ricos y los super pobres. El 12% de la población lo componen los multimillonarios locales, pero la ciudad fue construida sobre las espaldas de una población de clase trabajadora enorme predominantemente del subcontinente indio y de las zonas menos prósperas del Golfo.

La mejor manera de experimentar estas diferencias de estratos sociales es a través del  estómago. En el extremo superior es la cocina de cinco estrellas de primer orden se encuentran Chefs británicos como Gary Rhodes y Gordon Ramsay que tienen puestos culinarios en el Grosvenor House Hotel y el Hilton Dubai Creek, respectivamente, ambos ofrecen cocina 5 estrellas. A ellos se unen en la parte superior el excelente restaurante chino Noble House en el Hotel Raffles. En cualquiera de estos lugares extra exclusivos podrás degustar platos sensacionales en un entorno de alta gama rodeado de  los que más se han beneficiado del auge económico de Dubai, todo pagando alrededor de €140 por persona.

En el otro extremo del espectro social radica Al Dhiyafah Road, la calle “Comer barato” de Dubai. Aquí hay restaurantes para los residentes menos pudientes de la ciudad en forma de puestos diseminados por la acera, así que puedes ver a la gente, mientras se hacen un festín con la comida desde el Líbano, Irán y el subcontinente indio. En el extremo norte de la calle se encuentra Sidra, con ensaladas picantes y una parrillada mixta revienta-intestinos que le da un sabor de Levante. En el otro extremo de Al Dhiyafah Road, se encuentra Pars platos de cocina iraní suculentos corderos y mariscos frescos directamente de su parrilla al aire libre. Otro puesto parecido a Pars (aunque tendrás que navegar seis carriles de tráfico de la carretera para llegar hasta allí) es el del paquistaní  Ravi restaurante ambulante, uno de las mejor consideradas, casas de curry más representativas de la ciudad. En estos puestos pagarás menos de €25 por una comida para dos.

Otra experiencia que no puedes dejar de vivir en Dubai es ir de shopping, si estás acostumbrada a ir de compras a New York o a París no podrás compararlo con ir de compras por Dubai, no tanto por lo que adquieras como por la experiencia subrealista que pueden ofrecer los shoppings en Dubai. El Souk Madinat dentro del Hotel Madinat Jumeirah, por ejemplo, cuenta con su propia vía fluvial para trasladar a las personas desde sus tiendas, bares y restaurantes a la vecina cadena de hoteles. El centro comercial gigantesco de los Emirates cuenta con una pista de esquí cubierta con nieve de verdad, si le apetece un slalom rápido entre las compras e ir a la playa. El zoco Khan Murjan pretende ser un ejemplo de la “autenticidad islámica, sin precedentes en la región”; que conecta el centro comercial Wafi, hogar de Chanel, Marks & Spencer y Montblanc, con la nueva marca Raffles Hotel. Y todos pueden ser superados por el Mall of Arabia, que abrió sus puertas en 2008 como el centro comercial más grande en el mundo con 1.120.000 m2.

Este es un estado musulmán, pero el alcohol fluye libremente. Por ley, se puede servir sólo dentro de los confines de un hotel, pero con un estimado de 450 hoteles en el emirato, algunos con hasta 26 bares, restaurantes y clubes, no pasarás sed.

Si tu estancia en Dubai comienza en un viernes (el primer día del fin de semana en árabe), entonces usted puede experimentar de primera mano la extraña relación de la ciudad con la botella. Si bien es el día más sagrado de la semana para los musulmanes, muchos de los restaurantes de la ciudad lanzan sus puertas abiertas para el “champagne brunch.” Este almuerzo no es la experiencia culinaria tranquila que es en otras partes; en Dubai, es un ejercicio en exceso, con flujo libre alcohol y amontonando buffets que tendrían incluso a el glotón más indulgente pidiendo clemencia.

Y por supuesto no puedes dejar de visitar Palm Islands islas artificiales con forma de palmera gigante que se puede ver desde la Estación Espacial Internacional. La isla dispone de un monorraíl que transporta a la gente desde el tronco de la isla hasta sus apéndices. Las hermosas playas, los edificios que giran y la torre más alta del mundo.

Salen vuelos a Dubai desde el aeropuerto de Barajas en Madrid. Opte por un Parking larga estancia si quiere dejar su automóvil para viajar solo por unos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s